¿Qué hacer cuando un trabajador tiene problemas de adicción a las drogas o alcohol?

 ¿Es justo despedirlo cuando deja de presentarse a su respectiva empresa?

En mayo de 2018 la Corte Suprema de Justicia fija unos parámetros a seguir en estos casos, dejando en claro que el retiro de un trabajador con algún tipo de adicción debe seguir un procedimiento justo, es decir, que al trabajador se le debe respetar el debido proceso disciplinario para no incurrir en posibles actos que atenten contra sus derechos.

Este pronunciamiento se hizo al estudiar el caso de un hombre que fue despedido porque se ausentó por más de 15 días de su lugar de trabajo, sin tenerse en cuenta que había sido diagnosticado con una enfermedad mental sin cura definitiva, como consecuencia del consumo habitual de sustancias psicoactivas, como alcohol, marihuana y cocaína, lo que le generó imposibilidad para razonar sobre sus actos.

“Como primera medida el trabajador debe ser remitido a valoración para establecer su capacidad laboral, o por lo menos, para determinar si tenía plena conciencia para comprender los actos por los cuales fue retirado de su trabajo, e incluso sobre la propia incidencia de su inasistencia”.

Explicó la Corte que la adicción no debe ser utilizada, en primera medida, como causa de despido, “cuando quiera que la misma hace únicamente parte de la órbita de la persona”.

Recordó la obligación del empleador de brindar a sus trabajadores garantías de seguridad y salud, sin obviar que «este tenga la posibilidad razonable de controlar los medios, siempre que ello no invada la intimidad del trabajador», constituyéndose también como «una manifestación de la primacía de los derechos fundamentales de los trabajadores, pues de aquella manera se preserva su vida y su integridad».

Así se planteó la necesidad de que el médico de la empresa, o la administradora de riesgos laborales, confronte al trabajador sobre las alteraciones que padece y sobre las consecuencias que ello tiene en su entorno, incluso las de la posibilidad de la ruptura contractual; coetáneo con ello la valoración sobre el grado de conciencia de su adicción, las incidencias de la misma y la indagación sobre la posibilidad de que inicie un tratamiento para la rehabilitación.

Son muchas las normas creadas para vigilar el cumplimiento en el tema de la prevención y atención de adicciones en una empresa, entre estas tenemos la ley 1566 de 2012 «POR LA CUAL SE DICTAN NORMAS PARA GARANTIZAR LA ATENCIÓN INTEGRAL A PERSONAS QUE CONSUMEN SUSTANCIAS PSICOACTIVAS y SE CREA EL PREMIO NACIONAL «ENTIDAD COMPROMETIDA CON LA PREVENCIÓN DEL CONSUMO, ABUSO Y ADICCIÓN A SUSTANCIAS» PSICOACTIVAS».

Es por esta razón que se deben generar programas en pro de la promoción, prevención y atención para personas consumidoras de sustancias psicoactivas en cualquier empresa.

El programa “SOLO POR HOY” representa para las empresas una alternativa fiable de prevención y rehabilitación en el uso y abuso de sustancias psicoactivas para sus colaboradores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *